Navegante solar

Navegante solar

Navegante solar
David Brin
Ediciones B, 1993

 

 

 

Con Navegante solar, David Brin iniciaba una de las sagas más famosas e importantes dentro de la ciencia ficción de los años 80, la de la Elevación de los Pupilos, que se completaría con Marea estelar y La rebelión de los pupilos y se vería continuada con otra multipremiada trilogía en los años 90. Como introducción al peculiar universo de las cinco galaxias en que está ambientada, Navegante solar supone una lectura fascinante y una demostración de que no existen géneros menores dentro de la ciencia ficción, ya que se encuadraría dentro de la corriente conocida como space opera (que se encuentra plagada de aventurillas intrascendentes de dudosa calidad literaria).

Lo que mejor sabe hacer David Brin es crear alienígenas pintorescos, y eso es lo que nos encontramos en la Saga de la Elevación de los Pupilos: extraterrestres de todos los colores y pelajes. ¿Y de qué va todo eso de los pupilos? Pues resulta que la inteligencia en las cinco galaxias interconectadas por agujeros de gusano no surge espontáneamente, sino que requiere de un proceso de elevación, en el que una raza tutora encamina a otra pupila por la senda de la trascendencia… y a cambio la convierte en poco menos que esclava durante unos cuantos milenios. O al menos así era hasta que entraron en escena los humanos, que no sólo parecen haber adquirido la inteligencia por sí solos (¡herejía!) sino que incluso tienen dos pupilos: los neochimpancés y los neodelfines; todo lo cual hace que su posición en la compleja jerarquía estelar resulte un tanto problemática.

Por si fuera poco, al haber evolucionado al margen del caudal de conocimientos comunes, transmitidos de tutores a pupilos desde los tiempos de los míticos Progenitores, la ciencia terrestre, además de tosca, resulta un tanto heterodoxa, y además los humanos se empeñan en aferrarse a sus rarezas, desconfiando de la sacrosanta información recogida en la Biblioteca Galáctica. Como muestra de este anómalo comportamiento, Navegante solar narra una expedición científica a la mismísima heliosfera, donde los humanos y sus pupilos tendrán que enfrentarse a maravillas quizás desconocidas para la Biblioteca y a los manejos de las grandes razas milenarias, mientras tratan de encontrar su lugar en un universo donde incluso el derecho a sobrevivir hay que ganárselo.

Recomendado por Sergio Mars http://rescepto.wordpress.com

Encuéntralo en la biblioteca

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: